Disfraza a tu mascota para Halloween

Nuestras mascotas están casi siempre a nuestro lado y participan en casi todas las actividades que realizamos en familia. Así que nada tiene de particular que las disfracemos en la noche de Halloween para que compartan la diversión junto a sus dueños.

A continuación te dejo con un divertido disfraz para que conviertas a tu perro en un malvado demonio de Halloween.

Todo lo que necesitarás será una camiseta de color rojo y una tiara o diadema de fantasía para confeccionar este sencillo disfraz para tu mascota preferida. Escoge la sudadera acorde con el tamaño de tu perro para que le quede ajustada.

Forra la diadema o la tiara con fieltro de color rojo, después con ese mismo material prepararás los cuernos. Corta tres piezas alargadas en forma de triángulo y cóselas entre sí por los bordes para obtener dos cuernos. Rellena ambos con algodón o espuma de goma. Después cóselos a la tiara.

El último elemento del disfraz es la cola en forma de saeta característica de los demonios. Primero cose también de fieltro rojo una pieza que cubra la cola de tu can. Pero antes de ponérsela prepara son piezas similares a los cuernos y cóselas al extremo de la vestidura de la cola para darle la terminación de flecha.

Ya tienes todo para disfrazar a tu perro de demonio el 31 de Octubre.

El origen de los disfraces y el “truco o trato” de Halloween

La celebración de Halloween en la actualidad ya no es una fiesta pagana, las tradiciones de celebración de este 31 octubre están definitivamente arraigadas en la fiesta Céltica antigua de Samhain. Por ejemplo, el uso de disfraces,  proviene de la costumbre Céltica de vestir pieles y representar animales para marcar el fin de verano y la llegada del invierno.

La costumbre de disfrazarse se adoptó más tarde por los cristianos en su celebración del  Día de los Muertos cada 2 de noviembre. Pero en lugar de disfrazarse de animales lo hacían llevando trajes de santos, ángeles, diablos y hadas en honor de las almas de todos los difuntos.

La popular costumbre de también tiene sus raíces en la tradición Céltica. Durante el período Céltico, la celebración del Samhain el 1ro de Noviembre  era considerada como tiempo para honrar a los muertos. Las almas de aquéllos que se habían muerto en el año anterior durante  el Samhain transitaban de este mundo al mundo espiritual. Para ayudar a sus antepasados difuntos en este viaje, los celtas dejaban comida afuera de sus casas para alimentar a los espíritus antes de su larga travesía.

Con el pasar de los siglos, los juerguistas de Samhain comenzaron la costumbre de disfrazarse de espíritus y hacer bufonadas a cambio de comida, una tradición que se conocería como “mumming”(bufonadas) y que devendría en la actual costumbre del truco o trato que todos conocemos hoy.

Durante el siglo IX los monjes solían mendigar comida los días 2 de Noviembre y a cambio hacían plegarias y oraciones por las almas de los espíritus familiares de los moradores de las viviendas que les ofrecían ayuda. La costumbre fue llevada al continente americano por los emigrantes irlandeses donde se mantiene hasta nuestros días.

 

Aprovecha Halloween para despertar la imaginación en sus hijos

Octubre es un mes ideal para realizar una actividad importante en el desarrollo de nuestros hijos, especialmente los más pequeños. La costumbre de disfrazarse en la   noche de Halloween se convierte para los chicos, además de en un juego, en la oportunidad de interpretar a sus héroes preferidos de los animados y películas y echar a volar la imaginación.

La manera en que los niños ven un disfraz, es completamente diferente a como lo ven los adultos, para los cuales es mera diversión y disfrutan el reto de exhibir el disfraz más original de la noche.

Para un niño es totalmente diferente, además de divertirse, jugar a disfrazarse le reporta múltiples beneficios:

  • Aprenden a manifestar sus emociones de manera espontánea
  • Se identifiquen emocionalmente con otras personas
  • Desarrollan una mejor percepción del mundo que lo rodea
  • Al jugar en grupo se fomenta las relaciones de respeto, cooperación y socialización
  • Se convierten en personas emocionalmente mejor equilibradas.

Para sacarle el máximo provecho a la actividad de disfrazarse en la próxima celebración de Halloween te recomendamos lo siguiente:

  • Deja que sea el niño quién escoja su propio disfraz, esto le ayudará a ganar seguridad, que aprenda a tomar decisiones por si solo y desarrolle su identidad.
  • Trata de no comprar el disfraz ya hecho, motive a su hijo a hacerlo en la casa ayudándolo en el proceso creativo.
  • Escoge y confecciona tu propio disfraz, saca a flote tu niño interior y juega con tu hijo a disfrazarte y representar papeles.

Algunos materiales y objetos hogareños que te servirán para hacer un disfraz casero:

  • Toallas viejas, trapos y retazos de tejidos
  • Las armaduras de los espejuelos que ya no utilices
  • Joyas falsas, pasadas de moda y en desuso
  • Potes, coladores, bandejas y cucharones plásticos podrán transformarse en cascos, coronas, armaduras, escudos y armas.
  • Para el vestuario usa ropa vieja, carteras pasadas de moda, zapatos antiguos, cinturones, viejas mantas, cordeles, cartón y un sinfín de cosas más.

No hace falta salir a comprarle el mejor disfraz a un niño para que este se divierta de lo lindo, toma una caja de cartón grande o un cajón de manera y comienza a meter dentro todo lo que se te ocurra que puede servir para hacer un disfraz. Cuando hayas terminado, comienza a jugar con tu hijo a disfrazarse y verás lo bien que la pasas.

Confeccionar disfraces con pocos recursos

Los disfraces que se ofertan en los bazares, aparte de ser dispendiosos, la calidad de confección es mala. Por otra parte resulta mucho más interesante elaborar un disfraz casero para una celebración, Víspera de todos los Santos o una obra teatral. Aquí te doy dos ideas para que te hagas un buen disfraz con pocos recursos.

Atuendo de aparición

Necesitas un vestuario de color blanco y una sábana blanca u otro tejido con la misma matiz.

Toma la sábana o cualquier pieza amplio de algun tejido es desuso. Dóblalo a la mitad y corta la sábana a tu estatura. Luego recorta 2 huecos para los ojos.

Otra alternativa es hacer un círculo de mayor tamaño para introducir la cara después que hayas cortado la sábana a tu altura. Este disfraz puede hacerse para tener las manos bajo la tela o agregarle a los lados huecos para que se vean.

Cubre de blanco las manos y tu fisonomía. Además es posible usar guantes de color blanco para tus manos. Completa el traje pintando de negro ojos y labios. El resultado será una forma de espectro muy real y no adecuado para miedosos.

Atuendo de tarántula

Para hacer este precisarás:

Camiseta o cazadora en negro con capuz

Pantalones o leotardos negros

4 parejas de medias para damas en color negro. Para los chicos se pueden utilizar cuatro pares de calcetines negras de las largas varoniles.

Hilo negro

maharajá

Relleno de guata

Procedimiento de realización

1. Repleta las medias con el relleno de algodón estas conformarán las patas de la araña

2. Une cociendo 2 parejas de calcetines ya rellenas a los lados del leotardo o camiseta algo separadas entre ellas

.
3. Junta las 4 extremidades unidas a cada lado con un cordel para sostenerlas, separadas entre si unos 15cm (menos si el traje es para un niño pequeño).

Traje de vampiro

Sirve lo mismo para caballero o fémina y tendrás que buscar :

Vestido largo carmesí o negro para el traje de vampiresa y pantalón negro y camisa blanca para vampiro

Dos pañuelos

Envoltorio para basura imitando el manto

Colorete rojo, negro y blanco

Alhajas plateadas

Los paños se prenden a las mangas. El saco para desperdicios en lugar de el manto puede ser roja o negra. Para el maquillaje pinta toda la cara de blanco, próximo a los ojos de negro, y el rojo imitando sangre goteando de tus labios. Además en rojo dibuja 2 orificios en tu cuello como si fuera la mordida de otro vampiro. Remata el disfraz con un muñeco de murciélago cosido al hombro y dientes artificiales de vampiro.

Entrevista con el Vampiro by pearmax